Colchones Baratos – Consejos de Compra

colchones baratos
Invertir en un buen colchón es invertir en salud

Bien sabemos que un colchón es un producto en el cual deberíamos priorizar el confort, la durabilidad, la calidad de sus  materiales, entre otras características, pero también es sabido que muchas veces se presta más atención al bolsillo que a los deseos y necesidades reales.

En lo que a colchones baratos se refiere, existen versiones económicas que permiten salir del paso si no se cuenta con el dinero suficiente para la compra de un colchón de mayor calidad, que también resultan útiles hasta tanto se decida una compra definitiva y que a su vez también son convenientes cuando se requiere tener en casa un colchón de repuesto en caso de que eventualmente  algún invitado se quede a dormir y necesitemos tenerlo como cama auxiliar.

Como sugerencia, tener un colchón de línea económica en vuestro hogar siempre es útil como he planteado por ejemplo para reemplazar transitoriamente a un viejo colchón o para tener como repuesto si se necesitan camas extras, pero estamos hablando de mucho más que el dinero en estos casos. Debemos dejar de lado las especulaciones y saber que estamos hablando de un producto en el cual depositamos nuestro descanso diario y sin dudas no es un tema para nada menor.

En lo que a colchones se refiere, casi que podríamos encontrar tantos modelos como individuos hay. Más firmes, más blandos, aplicando la última tecnología, o los más tradicionales. Invertir en un colchón es una muy buena decisión. Por el contrario elegir uno de mala calidad tan solo por ahorrar un dinero podría acarrear problemas que quizás ignoren. La mayoría de las personas no sabe exactamente las ventajas que conlleva poder dormir en un colchón de calidad y las contraindicaciones que pueden acarrear el utilizar uno en mal estado o de materiales económicos durante un cierto lapso de tiempo.

Para decirlo claramente, la salud  está en gran medida en poder de nuestra cama. Por eso es que debes elegir lo mejor. La cantidad de horas de sueño y la calidad de las mismas, redundan directamente sobre la capacidad y rendimiento durante el día.

Los especialistas han determinado que el descanso diario es casi tan importante como alimentarse adecuadamente, realizar ejercicio físico o ejercitar la mente. Dormir mal afecta al rendimiento físico y también el rendimiento intelectual, esto es, falta de concentración y olvidos, y con el tiempo podría traer  trastornos más serios como insomnio o fatiga.

¿Y cómo darse cuenta de que va siendo hora de darle al colchón un retiro definitivo y adquirir uno nuevo? Aquí van algunas pautas que les ayudarán a saberlo:

  • Si notan que últimamente es recurrente el levantarse cansado
  • El colchón está comenzando a hundirse en algún sitio, lo observa deformado o bien siente que está perdiendo firmeza.
  • Si, como regla general tiene más de 10 años
  • Si  el somier está sufriendo desgaste, o está en mal estado esto repercute en el colchón aunque éste sea nuevo. Colchón y somier deben cambiarse en simultáneo.

Como conclusión a tener en cuenta, invertir en un buen colchón es invertir en salud.

A continuación podrás ver los Mejores Consejos de Colchones y Somieres